jueves, 6 de enero de 2011

¿Quien nos robó el verdadero Palacio Salvo?

Siempre que paseo por el centro de Montevideo y llego a Plaza Independencia, me quedó como un tonto mirando hacia arriba. Y no es para menos, donde la calle principal de nuestra ciudad nace, se encuentra el emblemático Palacio Salvo. A mi esposa no le gusta. Dice que es feo (tiene esa facultad de sintetizar las cosas que a mi me gusta mucho). 


Yo no puedo evitar el encanto de mirarlo, cada vez que lo hago le descubro nuevos detalles, curvas, pequeños adornos que antes no había visto. Hoy, mirando fotos de Montevideo en su "Belle Epoque", descubrí una vieja foto quien sabe de que año, en la cual podía ver detalles decorativos del palacio que no aparecen en el que tenemos actualmente. 


Entonces yo, que leí algo de Sherlock Homes y Mrs Marpple, me puse a comparar fotografías. ayudado por un programita de edición de imágenes he logrado apartar para ustedes dichas diferencias y revelarlas aún mas. Vea por usted mismo:


Detalles: Lo que esta en color es lo que pude ver modificado.
En mi opinion son los unicos adornos que van con el espíritu de la obra,  

los detalles puestos ahora desentonan.
Las partes que mas han cambiado: generalmente son decoraciones colgantes,
 tal vez el peso que tienen es lo que obligó a algún arquitecto a modificarlas.                              


                
Hermosa vista desde la peatonal Sarandí
  




La parte central del edificio.


Los cambios son demasiado notables. En esta tarea de restauración se nota la mano de un arquitecto moderno. Acaso no se puede imitar a los genios del Eclecticismo??
 El sabor que me deja entender lo que ha pasado con el edificio icono de Montevideo es muy amargo. 

Se le ha dado al Palacio Salvo un toque de arquitectura moderna. Esa arquitectura cuadrada y sin gracias que abunda en el siglo XXI. De verdad pienso que los arquitectos que siguen las tendencias de la moda no pueden siquiera concebir un edificio como el Salvo o intentar copiarlo. Sino tomemos como ejemplo las tendencias arquitectónicas de grandes ciudades como Berlín o mas cerca aún, Brasilia. 

Puede un arquitecto moderno copiar un templo Romano como el panteón o del renacimiento florentino???  Si un arquitecto no es capaz de seguir los lineamientos de un edificio ajeno, y encima le pone su firma de mamarracho: no es capaz de copiar el pasado.



3 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Daniel. Te cuento que el "aplanamiento" de la fachada del Palacio Salvo no fue culpa de un arquitecto con intenciones de "modernizarlo", sino producto de una funesta intervención de restauración. El exterior del edificio estaba lleno de frondosas decoraciones colgantes debajo de los balcones y cornisas, construidas en mamposteria hueca y recubiertas de motivos vegetales y de animales marinos, similares (pero en mucha mayor escala) a los que aun puden verse en los frisos de bronce de la planta baja, facilmente visibles por los peatones. Con los años, estas decoraciones se deterioraron y comenzaron cada tanto a desprenderse trozos, con el consiguiente peligro para los transeuntes (recuerdo que siendo niño, era ya clasico escuchar en los noticeros de la tv que algun trozo hubía caido a la calle). Debido a esto, y en lugar de reparlas, se decidio (en la epoca de la dictadura, a fines de los años 70) a eliminarlas, solución mas rapida y economica, pero lamentable. Creo que con esto el edificio perdio no solo su silueta característica, sino tambien la mayor parte de su atractivo visual. Te envio un fuerte abrazo y felicitaciones por el articulo.
Arq. Sergio Carnevali

Anónimo dijo...

Gerardo,
Me sorprende el Palacio Salvo con las estructuras de una nave espacial. Observen las salidas de los gases de los cohetes actuales. Es un edificio futurista para su época, tiene que ver con el futurismo italiano que tan poco puco hacer?

Sebastián Tournier dijo...

Gerardo,
Quisiera saber quien esta a cargo del Palacio Slavo, o quien es el responsable del mantenimiento.
Es que al verlo ultimamente se me han imaginado algunos aportes en su estructura.
Solo me gustaría contactarme con la autoridad responsable.

Saludos
Sebastián