miércoles, 29 de diciembre de 2010

El uruguayo. El mas lector del cono sur?

                Este informe no tiene a los uruguayos como tema principal, pero sí nos menciona de manera bastante especial. Cuando lo vi me resultó sorpresivo, de verdad no imaginaba estaríamos puestos de ejemplo. El informe de la revista "Super interesante" (la versión en portugués de la Muy interesante que nos llega aquí a Uruguay), acomete la razón de por qué los brasileros leen poco, basados en un informe que publicó la UNESCO.
                        La UNESCO recoje varios datos, entre ellos la cantidad de libros leídos por año, cantidad de librerías cada 100.000 habitantes, porcentaje de analfabetismo, y el precio promedio de los libros. Todos estos datos cotejados entre Brasil, Argentina, Chile y Uruguay.  
               En todos esos datos los uruguayos estamos primeros y en consonancia con otro país como lo es Chile. Mientras que en Brasil el promedio de lectura al año es un libro, en Uruguay esa cifra llega a 6. El precio promedio en reales de los libros en Brasil son R$ 40 y en Uruguay R$ 25. También en el numero de librerías cada 100 mil habitantes se ve la diferencia, en Brasil 1,25 y en Uruguay 3,33 al igual que en Chile. Los datos de analfabetismo ascienden en Brasil al 15% y en Uruguay al 2%. 
                 Voy a hacer una traducción aproximada del texto en portugués que se lee mas abajo:


                  "Por que el brasilero lee poco? Mas allá que la lectura no viene de casa, la escuela mas dificulta que lo que ayuda. Quedémonos con la respuesta de la mayor autoridad del mundo, la Unesco. Para el sector de la ONU que vela por la educación y la cultura. Solo hay lectura donde: 1) leer es una tradición nacional. 2) El hábito de leer viene de casa. 3) Son formados nuevos lectores. El problema es antiguo: Muchos brasileros fueron del analfabetismo a la TV sin pasar por la biblioteca. para empeorar las cosas, los especialistas culpan a la escuela por la falta de lectores. <Los profesores acostumbran libros clasicos del siglo XIX, maravillosos, pero que no son adecuados para un joven de 15 años> dice Zoara Failla del instituto pro-libro. <Presentando solo las obras que considera aburridas, los chicos no buscan mas los libros cuando salen del colegio>. Muchos educadores defienden que el Brasil pueda adoptar el esquema Anglosajon, en que los clásicos son un poco mas próximos en el tiempo, de los años 50 y 60, y tiene menos libros que son analizados a fondo. "   


                           Me quiero pedir permiso para la auto-crítica. ¿Somos en verdad los uruguayos tan lectores como nos pintan en este informe? Este año personalmente he rebasado la cifra de 6, gracias a la crianza que tuve de respeto hacia la lectura y que se ve en muchos de mi generación, y al tiempo libre que uno debe saber aprovechar cada día (quien no tiene una hora de tiempo libre al día?). Sin embargo en las generaciones mas jóvenes no se da ese mismo fenómeno, o por lo menos no se percibe, generaciones de tecnologías y de información ilimitada, sin embargo sin la capacidad para hacerse de ella. 
             Hace poco se reveló un estudio llamado informe PISA que muestra la realidad educativa de nuestro país y la capacidad en cuanto a conocimientos básicos de los jóvenes. La realidad de la educación en Uruguay nos dejan sin ánimos de festejar nuestro primer puesto en este Ranking de países mas lectores del cono sur... que lástima.

7 comentarios:

Gabriel Fernández dijo...

Me gusta este template... es mas serio que el anterior jeje. Saludos

Anónimo dijo...

Hola, soy gabriela, reciente profe de literatura y accedí a tu blog por casualidad. Muy interesante la publicación. Creo que Las estadísticas son engañosas, pero lo preocupante, a mi entender, es el desinterés generalizado que hay a cerca de la lectura. Mas que preocupante creo que es asombroso."Perdónalos padre, no saben lo que hacen".

Schier dijo...

Hola,muy bueno tu blog. Hay mucha cosa interesante, principalmente acerca de la historia de la America Latina y Uruguay.

Es realidad que los brasileños leen mucho menos que sus vecinos. Soy brasileño y puedo afirmar eso.

Hice un post sobre esa notícia en mi blog y también un link para tu página.

Saludos

Bruno

Daniel Lemos Cavalheiro dijo...

Muchas gracias. No se si podrán ver mis comentarios si lo hago aquí, pero lo intentaré. Es cierto Gabriela, yo cuestiono justamente eso en ese informe, como dice el dicho "en el país de los ciegos el tuerto es rey", capaz Uruguay sea uno de los mejorcitos, pero hay mucho por hacer en materia lectura. La pobreza cultural es impresionante en los jóvenes. Y Schier, muchas gracias, por ahora lo tengo parado al blog porque quiero comprarme un dominio para seguir escribiendo. Soy una especie de profe de historia frustrado.

Begoña Eguiluz dijo...

Yo todavía recuerdo al Uruguay de los años 70. Un país de escritores y dónde se dice escritores se dice lectores, porque son correlativos.
Allí conocí a críticos como E.Rodríguez Monegal y Angel Rama. Novelistas; Onetti, Benedetti, Cristina Peri Rossi, pero antes al gran Rodo, Florencio Sánchez, Zorrilla. Perdónenme pero estoy citando de memoria y haciendo un batiburillo...Inteligente, lúcido país "el Oriental".Allí me hice lectora compulsiva. "El que tuvo, retuvo"
Un saludo desde san Sebastián

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo con que los jovenes no leen. No se en que muestra se basan para decir eso. Tengo 2 hijos de edades muy distantes. Los dos leen y mucho. No solo ellos, muchos de sus compañeros de la escuela y facultad tambien lo hacen. Me parece que siempre se quiere dramatizar mas de lo que es. El precio de los libros de todas maneras no es para todos los bolsillos si uno lee mucho y tiene hijos que tambien leen.

Daniel Lemos Cavalheiro dijo...

Anónimo: Vos te basas en la experiencia de tus hijos y sus compañeros de clase, que tal vez deben leer lo relativo a sus diferentes asignaturas. Si vos lees todo el artículo ahí te delucida qué es exactamente el acto de leer, mas allá de tomar los libros para la asignatura. Te felicito por ellos, pero me parece que debes mirar el problema como generacional y en cantidades. Tienes todo el derecho a disentir conmigo, pero un profesor no estaría de acuerdo contigo, de eso estoy seguro...